Nueva técnica con células madre promete aumentar las posibilidades de conseguir donantes para pacientes con leucemia

Vanesa / 07 septiembre / 0 Comment / 977


Pocos pacientes saben que las personas con herencia multiracial, tienen mayores dificultades para encontrar un donante compatible para recibir un tratamiento a base de médula ósea para tratar diversos tipos de cánceres sanguíneos. Jesse Quinn de 36 años lo sabía, por lo que no tenía muchas esperanzas al momento de emprender la búsqueda de este donante. Su leucemia fue diagnosticada en el año 2010, y puntualmente era una leucemia mieloide, caracterizada por un progreso veloz, por lo que los médicos le dieron pocas esperanzas de sobrevida.

Luego de no encontrar un donante compatible, comenzó un proceso de meses de quimioterapia buscando frenar el avance de la enfermedad, hasta dar con un tratamiento experimental en el que se trataban cánceres sanguíneos con células madre obtenidas del cordón umbilical, brindando una nueva alternativa al no requerir una completa compatibilidad sanguínea. Las células madre del cordón umbilical no han sido muy expuestas a agentes externos e internos del organismo, por lo que su nivel de maduración es bajo, lo que les permite ser aceptadas por el sistema inmune del receptor. Estas nuevas terapias revolucionan los tratamientos hemato-oncológicos.

El tratamiento consistía en recolectar células madre provenientes de una donación, y reproducirlas en el laboratorio, para luego ser infundidas en el torrente sanguíneo de Quinn. Este proceso significa un riesgo, ya que el paciente debe recibir primero grandes dosis de quimioterapia para eliminar el cáncer y quedar prácticamente sin sistema inmunológico a la merced de infecciones durante algunos meses hasta que la infusión de células madre pueda reproducir el sistema nuevamente.

Esta nueva técnica es un hallazgo vital para el avance de los tratamientos, especialmente para las personas de minorías étnicas o con herencia multiracial, quienes tienen menores chances de encontrar un donante. Según una de sus creadoras, Colleen Delaney, del centro de investigación oncológica Fred Hutchinson en Seattle, EE.UU. “Nadie ha tomado exitosamente células madre para hacerlas crecer y colocarlas de nuevo en una persona” dijo. “Podemos llegar a conseguir sangre de cordón donada para el 99% de los pacientes que no encuentran donante”

El tratamiento de Quinn requirió una hospitalización de 30 días, luego de los cuales desarrolló un evento de Enfermedad Injerto contra Huésped, y una fatiga abrumadora, pero ha estado libre de cáncer durante 5 años.

Según Richard Jones, director del programa de trasplante de médula ósea del Johns Hopkins Kimmel Cancer Center, “los padres son siempre haploidénticos. Los hijos son siempre haploidénticos. Hermanos los son en la mitad de los casos y todos los parientes de segundo grado (nietos, sobrinos y sobrinas) tienen 50% de chances de ser compatibles”

En 2011, Gregg Gordon, de 44 años fue diagnosticado con leucemia. Entre los primeros síntomas y el comienzo de su tratamiento de quimioterapia, pasaron solamente 24 horas.

“Sabíamos que sería un viaje muy largo en batalla contra esta enfermedad” dice su esposa Caryn. “Ha decidido enfocarse en ser paciente y estar a disposición de los médicos”.

La familia se mudó de ciudad en la búsqueda de un donante, pero rápidamente descubrieron que no había uno.

“Pensamos que podríamos encontrar uno. Fue extremadamente shockeante para nosotros descubrir que era imposible” dice Caryn.

Pero Gregg como Quinn, estaba habilitado para participar del ensayo clínico con sangre del cordón. Recibió sus infusiones de células madre expandidas en el laboratorio, y cumplirá 5 años sin cáncer este mes de setiembre.