Investigación en hospital español logra mejorar la movilidad de 12 pacientes con lesiones medulares

Vanesa / 13 octubre / 0 Comment / 750


El neurocirujano Dr Jesús Vaquero, no aflojó su empeño y tras veinte años de trabajo, consiguió que, luego de haber demostrado la capacidad regenerativa de la terapia con células madre en ratones y cerdos, le autoricen a trabajar con humanos con lesiones medulares. Para eso en 2013 comenzó a trabajar y ahora han presentado los brillantes resultados de esta terapia.

La investigación ha involucrado a los pacientes más difíciles, “aquellos que no tenían ninguna posibilidad de recuperación” explicó el Dr. Vaquero. Personas con lesiones duraderas, con ya varios años con silla de ruedas.

“A los 15 días ya tenía sensaciones nuevas en mi cuerpo”. “Empecé a notar un calor, un hormigueo por las piernas”. “En la ducha he vuelto a sentir el agua cayendo por mi espalda”. “He empezado a dar los primeros pasos dentro de la piscina”. Comentan algunos de los 12 pacientes que participaron del estudio.

Si bien la mayoría de los pacientes aún requieren de sus sillas de ruedas o muletas, en todos los casos se han notado mejorías. Todos han recuperado sensibilidad y han mejorado su rigidez muscular. Se registraron mejoras en el control de esfínteres y más de la mitad han mejorado su dolor.

El tratamiento

El procedimiento que se desarrolló, consistió en limpiar las cicatrices y adherencias de la lesión en el quirófano y, aprovechando el acto recibieron varias dosis de células madre. Luego se le dio una segunda dosis, siempre acompañado de una terapia rehabilitadora intensiva.

“No es la curación de las lesiones medulares, pero hemos dado el primer paso” explicó el Dr. Vaquero. Sin dejar esto de lado, Marisa Pina, una de las beneficiarias del estudio contó su experiencia, “Para mí este tratamiento ha sido como volver a vivir. Siento un gran agradecimiento hacia el hospital y el doctor José Vaquero”. Son las palabras de esta joven luego de 20 años parapléjica por un accidente de moto.

El Dr. Vaquera cree los pacientes aún pueden mejorar más. “Todos van a mejorar con el tiempo”. “Pero si no lo hiciera, solo por lo que he conseguido ya, a mi me habría merecido la pena” cuenta Degant Cerviño, que también quedó inmóvil en un accidente de moto, “después del tratamiento controlo mejor mi cuerpo, mi equilibrio, mi posición, mis esfínteres. Todas mis nuevas sensaciones son emocionantes”.

Ahora el hospital está empezando un nuevo estudio con diez pacientes con lesiones de médula incompletas, por los que se le aplicarán inyecciones con las células madre por riesgo a dañar la médula con cirugía.

Fuente: abc.com