Células Madre: Impresionantes mejoras en pacientes postrados gracias a nuevo tratamiento

Vanesa / 10 junio / 0 Comment / 1029


Un nuevo tratamiento con células madre en pacientes con apoplejía dejó impactados a los científicos que aún estaban trabajando en pruebas clínicas. Los investigadores inyectaron las células en los cerebros de los participantes y lograron impresionantes mejoras, con el resultado de que algunos pacientes recuperaran la función motora en sus extremidades.

Un informe completo del estudio se publicó en la revista Stroke y el autor principal del trabajo, Gary Steinberg, dijo a Washington Post que la mejora de los participantes no era una recuperación mínima, sino algo tan significativo como que “un paciente de 71 años que estaba en silla de ruedas, pudo volver a caminar”.

Las pruebas involucraron usar células madre de tejido mesenquimal de médula ósea modificada, las que se inyectaron en la región específica que a cada paciente se le había dañado después del accidente cerebral. En esta etapa del estudio el equipo de Steinberg no esperaba ver ningún resultado relevante, porque consistía sólo en intentar con una baja dosis del tratamiento y comprobar que fuera seguro.

Pero ocurrió que de los 18 pacientes involucrados en el estudio, 7 experimentaron mejoras dramáticas en sus capacidades cognitivas y motoras. En términos de la seguridad, el estudio reportó que todos los participantes sufrieron al menos un efecto adverso transitorio, que variaron desde dolores de cabeza hasta náuseas y espasmos musculares. Los importante, sin embargo, es que se cree que todos estos síntomas fueron provocados por el procedimiento quirúrgico, más que por el propio tratamiento.

Para evaluar el éxito del tratamiento, los científicos usaron una serie de escalas estandarizadas que usan comúnmente para determinar la severidad de los síntomas en los pacientes con accidentes cerebrales. Los pacientes experimentaron una mejora promedio de 11,4 puntos en la escala total Fugl-Meyer de función motora, lo que se traduce en “mejora clínica en el poder de las extremidades superiores e inferiores, que va desde una mejora en la habilidad de pararse hasta la desaparición de los temblores”.

Los especialistas aún no comprenden completamente y en detalle cómo es que el tratamiento logra hacer efecto, pero Steinberg sospecha que, más que desarrollarse nuevas neuronas, de algún modo las células madre hacen que el cerebro recupere la habilidad de repararse a sí mismo.

Dado que el el presente más de un 70% de las personas terminan con alguna clase de discapacidad crónica, este nuevo tratamiento podría cambiar las leyes del juego; aunque, como siempre, hacen falta más pruebas para que el método esté disponible.

Fuente, IFLScience

Traducción, CCV , El Ciudadano